viernes, 4 de marzo de 2011

Nunca ha sido tan difícil ser ciudadano

Hay que ahorrar enegría, hay que gastar dinero. Rubalcaba dice que ahorrar energía es fundamental, el secretario de estado de economía dice que debemos gastar. Vivimos instalados en la contradicción, nunca en la historia de la humanidad fue tan difícil ser ciudadano. Ahorra, pero gasta. La gasolina más cara que nunca, el despido cada vez más barato, los directivos del IBEX suben su sueldo un 20%, el paro en plusmarca mundial, Telefónica ganado más que nunca...Vivimos en el sí pero no, en el querer y no querer, ayer nuestro presidente hablaba de lo bueno que es vivir en democracia, y si lo piensas, estaría bien que alguien le contara a los egipcios, a los tunecinos o a los libios, que la verdadera libertad no es la nuestra. Que somos sujetos pasivos esclavos de un sistema que nos hace votar a gente cada cuatro años con el único fin de tener a alguien a quien culpar. Redefinamos eso que hemos dado en llamar libertad, y cuando lo hayamos hecho, contémoselo al resto. Ayer el presidente de Iberdrola, ya saben, los de la luz, decía que la energía es un bien escaso. No quiero contradecir a un señor que seguro que tiene estudios, pero eso es mentira. La energía no es un bien escaso. Cualquier científico o chaval de seis años aplicado sabe que eso es mentira. Seguro que al de Iberdrola le interesa que lo creamos, pero eso no es verdad. La energía no es un bien escaso, la energía es un bien limitado a unos medios tradicionales de producirla, transportarla, pero, ¿es escaso el viento, las olas del mar, el sol? En nuestra mano está no permitir que estos tipos se rían en nuestra cara. Ellos no son los dueños de nada, ¿qué mueve las centrales hidroeléctricas? ¿Son las compañías eléctricas dueñas de los ríos?

No hay comentarios: