martes, 1 de febrero de 2011

Las verdades del banquero


¡A ver si nos entendemos de una vez! Los españoles sabemos muy bien dónde estamos: estamos concretamente en mitad de ninguna parte... Que nadie se lleve a engaño. Este invierno se han puesto de moda los mocasines sin tacón con cordones para chica, las camisas retro de los 80 para chicos, y recortar la conciencia para todos de forma que ésta se adapte sin problema a estos tiempos, que serán inciertos para la mayoría, pero lucrativos para unos pocos...

Como idea yo la dejo ahí y ustedes hagan lo que quieran, pero ¿no creen que estaría bien que los españoles encontráramos a un enemigo que no fuéramos nosotros mismos? Sí, es una costumbre que tenemos en este país, elegir a otros españoles como enemigos. ¿Por qué no culpamos a otros de nuestros males? Los suecos, por ejemplo: Suecia, siempre intentando fastidiarnos. ¡Ya está bien!¿Cómo vamos a tener trabajo en España si los muebles te los tienes que montar tú, que contraten gente ellos, ahí tienen el problema del paro... La verdad es que por intentarlo no perdemos nada...

93.000 millones es el posible agujero que tienen las cajas españolas. Hace falta mucho dinero para tapar un agujero así, y ese dato confirma la frase aquella de "si debes un millón de dólares tienes un problema; si debes 1000 millones, alguien tiene un problema". Pues bien, esta vez, como en anteriores ocasiones, somos nosotros los que tenemos el problema. A estas alturas ya sabemos que lo mejor para salir de la mala situación en la que nos encontramos es hacerse banquero -ya sé que es obvio pensar así, pero de ahí la expresión "las verdades del banquero"... Otras verdades son: todo tu dinero es nuestro, la culpa es tuya por creer que podrías pagar, las comisiones son necesarias para el buen funcionamiento de la entidad, y, sobre todo: "firme aquí, de lo demás no hace falta que se preocupe"... Esas son otras de esas verdades inapelables, como que ahora mismo en Egipto cientos de miles de personas gritan libertad, o que David Bisbal echa de menos a los turistas de las pirámides...

No hay comentarios: