miércoles, 29 de diciembre de 2010

anuario 2010

Antes de nada me gustaría desearos a todos una feliz navidad y un próspero año nuevo que venga repleto de salud, trabajo y paz.
Se nos acaba este maldito 2010. Un año en el que si quitamos cuatro alegrías deportivas ha sido de lo peor que hayamos vivido (o sobrevivido). Este 2010 ha sido el de la victoria de la selección el mundial de fútbol, el de la reafiarmación de Rafa Nadal como número 1 del mundo, el del tijeretazo del gobierno en mayo seguido de otro en noviembre. También de la primera Huelga General de la era Zapatero, el año en el que hemos llegado a los 5 millones de parados. Por supuesto ha sido un año en el que la iglesia católica fascista sigue mostrándonos más casos de pederastia. No puedo olvidar, evidentemente que es el año en el que me he quedado en paro. Es el año de los controladores aéreos, que luchan por mejores condiciones laborales (increible). Es el año en el que todos lloramos con los mineros chilenos. El año de la devastación de Haiti.
El gobierno Obama logró sacar para adelante su ley de sanidad. El año de la sin razón en la península de Corea. Sin ahondar demasiado en este tema, recordar el fanatismo de un mínimo séctor del pueblo musulmán. 2010 nos mostró la otra cara de la moneda en lo deportivo: vivimos los supuestos casos de dopaje de Contador y Marta Domínguez.
En mi pueblo también han ocurrido cosas. Hemos vivido otro año de crisis, de paro. Un año en el que por fin se ha inaugurado el Teatro Victoria. 2010 es el año preelectoral y en el que hemos escuchado todo tipo de rumores y chismes. El año en el que se lió la marimorena en la Fiesta de la Primavera. El año del nueva junta de gobierno de la Hermanda del Gran Poder. El año en el que el Nerva Cf jugó la eliminatoria de ascenso para subir de categoría. La muerte de familiares y amigos. el año en el que por fin me empecé a operar de la boca. 365 días que para mi es lo mejor de todo: hemos reido con cerveza en ristre, hemos compartido, bailado pese al momento tan sumamente duro que estamos viviendo.
Por todo ello, espero que cuando llegue la hora de realizar el anuario de 2011 pueda reirme de casi todo lo que nos ha dejado este maldito año 2010.
SALUD, TRABAJO, BIENESTAR, PAZ, SOLIDARIDAD PARA TODOS

No hay comentarios: