viernes, 8 de octubre de 2010

Momentos

Hoy tenido un momento en el que me he parado a pensar en el montón de gente de esta tierra que vive fuera por circunstancias de la vida. Me acuerdo de mi tía Carmén que en paz descanse, que no ha tenido la oportunidad de mostrarle a sus nietos su pueblo y su gente. Igualmente a mi tío José de Barcelona, otro nervense que fue a buscar mejor vida hace 33 años fuera de aquí y que tampoco va a poder enseñar su tierra a sus nietos. Descansen en paz ambos.
Pero el testigo lo recogen sus hijos, que aunque hayan nacido en otros lugares, se sienten nervenses igual que los que estamos aquí día a día, compartiendo, riendo, llorando, luchando, ... Si lectores, mis primos vienen al pueblo y muestran a sus hijos de donde vienen sus raices. Han difrutado con nuestro paraje, con esos nuevos amigos jugando a fútbol en el paseo con los que compartirán en un futuro no muy lejano las fiestas patronales, la semana santa, los carnavales, las navidades, los primeros ligues de adolescencia, etc. Ya saben de donde son. Y además, pongo la mano en el fuego, que cuando sean padres, vendrán al pueblo a decirles que aquí están sus raices. Me siento orgulloso de estos familiares que aunque tengansu vida a cientos de kilómetros nunca olvidan que son de NERVA, su tierra.

No hay comentarios: