miércoles, 7 de abril de 2010

Gurugú, como decía House


Vaya la que se está liando con el sumario del caso Gürtel que está saliendo a la luz estos días. Está pringado todo el PP. No se libra ni el apuntador. Tremendo todos los años de blanqueo de dinero. Esa misma gente todavía sigue en la calle después de haber vulnerado vilmente todas las reglas del juego, las reglas del honradismo, viviendo en sus mansiones y a tutiplén. Este país tiene un problemón, y es que la justicia es demasiado suave para con estas personas adineradas y de la derecha más rancia. En Marbella también reventó la cosa por todos lados, pero los tipos siguen en la calle viviendo de puta madre. Después pillan a cualquiera que roba para comer o a cualquier chavalito fumándose un cigarrito de la risa y lo funden. Las fuerzas de seguridad del estado los miran como gentuza. Después ves en la televisión que los saludan y se cuadran en la puerta de los juzgados cuando aparece un "gürtel o un malaya". Increible este país. Por cierto, que asi nos va, sigue subiendo el paro. Lo digo una vez más, el país de la castañuela y la pandereta.

No hay comentarios: