miércoles, 17 de septiembre de 2008

Un fiasco, vaya


Anoche estuve viendo a Madonna. Quedé con mis amigos por la tarde para tomar algo antes de partir al Estadio Olímpico de Sevilla. No andaba con muchas ganas de concierto, no estaba pasando un buen día, pero ya que tenía una entrada pués p'alante. Mi primera sorpresa al llegar al estadio fue que ni mucho menos estaba petado. Por allí se podía mover uno libremente, como pez en el agua. Los precios brutales: maceta de cerveza Mahou a 10 euros (ni pregunté cuanto costaban los cubatas por miedo). Y lo importante, el directo; pués... como show, parafernalia, etc de arte, todo muy vistoso y currado, pero la música... Partamos de la base de que sólo me gustan 4 o 5 canciones de la tipa esta, pero vamos, en vivo todo o casi todo mola. Tiró de repertorio de sus últimos discos, y versionó los temas como le dió la gana, haciéndolos perder fuerza o sobretodo fiesta, mucha fiesta. Sólo "like a prayer" moló.

Me quedo con los buenos momentos pasados con los amigos, que hicieron evadirme por unas horas del mal momento anímico por el que paso.

Y seguimos por Sevilla, buscando curro y saliendo un poquito. En la tarde de hoy miércoles he estado en la Fnac viendo a los amigos de Salieri, gran concierto. Ha sonado de arte y han hecho en acústico un buen repaso de temas de su segundo disco. Buen rato el que hemos echado Óscar, Tomás, Raúl, Paco Campano,... Después clásica cervezada, aunque me he venido rapidito para casa, no tenía muchas ganas de andar por ahí. Ahora he visto el Cqc, que me hace reir, cosa que me viene bien ahora y nada, echaremos un cigarrito en el balcón y nos levantaremos tempranito para buscar curro y solucionar toda la historia de la clínica dental.


playing: Massive Attack - safe from harm

No hay comentarios: